Reseña «La coleccionista de noches vacías», de Lorraine Cocó

31 de octubre de 2019
Reseña, La coleccionista de noches vacías, Lorraine Cocó, novela romántica


Tenía La coleccionista de noches vacías apuntada en mi lista de pendientes desde que vi la preciosa cubierta, tan sugerente y romántica. El título es de los mejores que he visto publicados en los últimos tiempos y la sinopsis terminó de convencerme.

No es la primera novela que leo de Lorraine Cocó, su narrativa sencilla y sin pretensiones cumple perfectamente una de las máximas de la romántica y con La coleccionista de noches vacías la autora lo consigue: hacernos soñar.

Narrada en tercera persona, la historia comienza con la llegada de Madeline a la vieja casa de huéspedes que regentaban sus abuelos, ya fallecidos. Pero la casa no es un ser inerte, hay algo vivo en ella y Madeline decide recorrerla de arriba abajo para descubrir sus secretos. El hallazgo del viejo diario de su abuelo, bastante perturbador, unido a una extraña colección de enseres la motivan para seguir su legado. Como única heredera y en un momento de su vida en el que cambiar de rumbo es imprescindible para seguir adelante, reabrir la vieja casa y empezar de cero se le antoja la mejor decisión que puede tomar.


la coleccionista de noches vacías, Lorraine Cocó, novela romántica, reseña literaria


Podría decirse que los protagonistas son Madeline y Taylor, que son sobre los que recae la trama romántica, pero en realidad es una novela coral en la que cada personaje tiene su propia parcela, así, la autora consigue avivar el toque de misterio que se va resolviendo con pequeñas dosis a lo largo de toda la novela, invitándonos a seguir leyendo para descubrirlo.

Cada personaje llega al hostal con su propio demonio a cuestas, incluso la propia Madeline, a quien vamos conociendo poco a poco. Tiene el don de leer a los diferentes huéspedes que llegan a su pequeña propiedad e intenta ayudarlos mientras conviven con ella. Uno de ellos es Taylor, un bombero de Nueva York que viaja hasta Louisiana buscando algo que todavía no tiene claro. Desde el principio, él y Madeline están conectados y, aunque casi de inmediato se van aclarando las motivaciones de Taylor, las reacciones de Madeline me han parecido sobreactuadas. No me ha gustado que ella se derrita casi literalmente cuando se encuentran por primera vez debido al atractivo físico del bombero. Algo que se suele repetir cada vez que se ven. Me ha parecido un cliché muy manido. La tensión y el romance entre los protagonistas, sin embargo, me ha parecido muy equilibrado y bien conseguido.

Del resto de personajes, no hay ninguno que sobresalga por encima de los demás. La historia de cada uno complementa y enriquece la trama principal: la de Samantha es sobrecogedora y la de Richard, inesperada. En particular, no he podido evitar sentir empatía por Grace, la escritora que intenta terminar su primera novela entre las cuatro paredes de «Noches vacías».

La idea de la que parte el argumento de La coleccionista de noches vacías me ha resultado muy original y atractiva, un misterio salpicado de magia vudú que involucra a una vieja casa y a los huéspedes que la habitan, pero esperaba un poco más. El final me ha parecido algo descafeinado y para mí se ha quedado algo corto. No obstante, es una novela entretenida, con una bonita historia de amor que se lee en un suspiro.

¿La has leído, qué te pareció? ¿Conocías el trabajo de Lorraine Cocó? Dímelo en los comentarios.



Suscríbete y descarga mi guía sobre cómo usar Instagram Stories

* indicates required
Consentimiento

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.