Desireé Barrabino presenta... Un cometa llamado Juliet

10 de mayo de 2019

En esta nueva temporada, retomo la presentación de novelas románticas de mano de sus autoras. Reestreno la sección con Desireé Barrabino, escritora de Un cometa llamado Juliet y administradora del blog de reseñas Lady Literatura. ¡Os dejo con ella!


Desireé Barrabino, Un cometa llamado Juliet, novela romántica



Comenzaré presentándome: soy Desireé Barrabino, autora de Un cometa llamado Juliet, una novela contemporánea del genero new adult.

Muchas personas me han preguntado en los últimos meses: ¿por qué empezaste a escribir? Y siempre les he dado la misma respuesta. ¡Yo siempre he escrito! Prácticamente nací con una libreta bajo el brazo (sí, lo del pan no iba conmigo) y un bolígrafo en los dedos. Desde niña he sentido la necesidad de contar historias, de inventar mundos, ya fuesen reales o inventados; así que escribir vino de forma natural cuando aprendí a hacerlo. 

Recuerdo el título de mi «primera novela», una suerte de cinco páginas de cuadritos ilustrada con dos muñequitos (mis padres) donde narraba la trepidante historia de amor de cómo se conocieron mis padres, Cómo se conocieron papá y mamá (reconoced que tiene potencial, ja, ja, ja). Después vinieron obras de teatros para el colegio, cuentos para mis amigos, incluso mininovelas de unas cincuenta o sesenta páginas que regalaba por cumpleaños a mis amigos. Pero no fue hasta que cumplí los dieciséis años que no me sentí más valiente para escribir algo más en serio, así fue como termine en Msn Groups, una especies de foros (lo que ahora sería para nosotros la plataforma Wattpad). Ahí comencé a escribir los famosos fan fiction sobre Orlando Bloom (¡no me juzguéis, era joven!) y, sin saber cómo, un día nadie sabía quién era Miss Borton (nickname que usaba) y al día siguiente tenía más de cien mensajes en el tercer capítulo de mi ambicioso fan fiction que titulé Templarios


Un cometa llamado Juliet, Desireé Barrabino


Creédme cuando os digo que tener dieciséis años y que todo el mundo en esa plataforma sepa quién eres sobrepasa de igual modo que encanta; la administración puso Templarios en destacados para una mayor visibilidad y de la noche a la mañana era célebre en una plataforma donde ocultaba mi nombre y escribía sobre el actor de moda. 

Supongo que en esa época todo era precioso y maravilloso, con lo cual no te ves venir la maldad que puede llegar a existir dentro de este «mundillo»; yo al menos no fui consciente hasta que un buen día en tamaño cien, negrita y color rojo apareció un mensaje en el penúltimo capítulo donde decía que estaba plagiado. La chica en cuestión argumentaba que ella estaba escribiendo una historia con Orlando Bloom y había publicado (un solo capítulo) una semana antes de que yo lo hiciera en dicha plataforma; quiero que comprendáis que esta plataforma estaba dedicada en exclusiva a Orlando Bloom y TODAS escribíamos con el mismo actor. Obviamente, esto me desanimó muchísimo y todavía hoy no he sido capaz de terminar esa novela. 



Supongo que os estáis preguntando, entonces, ¿qué hiciste luego? Nada. Tenía la clara intención de dejar de escribir, hasta que conocí los roles narrativos. Para que entendáis fácil el funcionamiento: eliges la imagen o imágenes de un actor, cantante, modelo o instagramer y basándote en la historia que la administración del rol te propone creas un personaje desde cero; después, solo tienes que acceder al capítulo que esté abierto en ese momento, leer de qué trata (una suerte de sinopsis) y ya puedes interactuar con otros personajes llevados por otras personas. Creo que me sentí arropada y menos sola, además, ya no era yo contra un montón de personas, sino que la historia que estaba construyendo lo hacíamos entre dos o más. 

Pero eso estuvo bien hasta que me hice mayor y las responsabilidades del trabajo me reclamaron; entonces fue cuando lo dejé, pero no podía dejar de escribir, eso siempre estaba conmigo y una noche, sin saber aún muy bien por qué, soñé con una escena preciosa en un lugar que para mí era mágico. Me desperté y con los ojos pegados escribí en una nota del móvil lo que había soñado, me acosté otra vez pensando que ahí quedaría todo… Sin embargo, a la mañana siguiente, la cabeza no dejaba de darle vueltas al sueño, incluso sabía cómo se llamaban los personajes del sueño, lo tenía todo en la cabeza y de pronto me vi comprando una libreta y comenzando a escribir Un cometa llamado Juliet.

Mis amigos y las personas que han comenzado a leer la novela me preguntan en ocasiones: ¿cómo surgió la trama? Reconozco que empecé la casa por el tejado, tenía la escena que sería la mitad de la novela, sabía cómo sería Alex, al igual que sabía cómo sería Juliet, pero necesitaba el motivo, esa razón de peso de por qué las cosas son como son y aunque soy una autora que odia escribir sobre lo que conoce, porque soy rara y me aburro como una ostra, en realidad, en mayor o menor medida sí que todos escribimos sobre lo que conocemos; el trauma de Alex es algo que viví de cerca, obviamente maquillado, pero es un hecho real, algo que de otra forma vivió una conocida mía. 

novela romántica, Desireé Barrabino, new adult


Ahora si tuviera que hablaros de Un cometa llamado Juliet, supongo que empezaría diciendo que es una novela de segundas oportunidades, de adolescentes que por diversos motivos han tenido que madurar deprisa y en ocasiones a marchas forzadas, de la verdadera amistad, de hermanos y hermanas que son pilares indispensables y de amor, de ese que te hace suspirar. 

Creo que los personajes son diferentes entre sí, Alex es un chico introvertido, huraño, incluso en ocasiones demasiado frío y, aun así, no es el típico chico malo de las novelas; Juliet, sin embargo, es calidez, sonrisas, alegría y fuerza, una cualidad que creo que la define a la perfección.

Por último y aunque sé que es mi «bebé» os recomiendo que la leáis porque pienso, o al menos eso he intentado, que es una novela cargada de matices, de una realidad social brutal que debes saber leer entre líneas, abrir la mente y leer más allá de las palabras, también debemos leerla con el corazón y sin juzgar. Debes leerla del mismo modo que le pides un deseo a una estrella fugaz o a un cometa, como un acto de fe.





Suscríbete y descarga mi guía sobre cómo usar Instagram Stories

* indicates required
Consentimiento

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.