Volver a empezar. Amores que nunca se olvidan

26 de enero de 2019
Volver a empezar_novela romántica_contemporánea


El próximo 14 de febrero Volver a empezar tendrá una segunda vida. No he escogido esa fecha por casualidad y no, no tiene nada que ver con el márquetin. Es la fecha por antonomasia del romance y si hay algo que esta historia ha respirado siempre es amor; amor del que no se olvida, del que siempre perdura bajo la piel, del que emociona y te hace sufrir cuando lo pierdes.
Al contrario de otras novelas cuyos derechos de publicación recuperé en su momento, con Volver a empezar siempre he tenido mis más y mis menos; no me bastaba una corrección, cambiarle la portada y subirla a Amazon, necesitaba una profunda revisión de contenido; durante un año he ido trabajando en ella, decidiendo qué conservaba de la edición original y qué no. Hay muy pocas cosas que se han salvado: alguna que otra conversación y escena de la parte que se desarrolla en Irlanda, nada más. Tanto ha cambiado la historia de Eve y Ryan que me planteé cambiarle el título; sin embargo, la trama principal sigue siendo la misma y no me pareció justo hacerlo porque las lectoras que lo leyeron en su momento podrían sentirse engañadas.
Volver a empezar_novela romántica contemporánea




Si has seguido el periplo de la reescritura de esta novela en mis redes sociales, sabrás que no me ha resultado nada fácil. Eliminé uno de los personajes principales y tuve que adaptar todo el argumento para que en el corazón de Eve solo hubiera cabida para una persona. Creo que es una de las protagonistas más reales que he escrito. Es una mujer de hoy en día, que lucha por conseguir el trabajo que quiere, que se enamora, que se sacrifica y que, cuando sus sueños se tuercen, toma una decisión que marca inevitablemente su yo como mujer. Es algo que nos pasa a muchas sin darnos cuenta, sobre todo, cuando tenemos hijos y todo nuestro mundo gira alrededor de ellos olvidándonos de nosotras mismas, de nuestras aspiraciones o de nuestros sueños.

En esta segunda oportunidad, el personaje de Eve es mucho más redondo, con sus aristas, sus miedos, sus deseos, sus frustraciones... Una mujer de carne y hueso.


Volver a empezar_novela romántica contemporánea

Ryan, en cambio, sigue siendo el mismo porque ya me encantaba cómo era desde el primer momento. Un alma libre, que valora su libertad por encima de todo, que no renuncia a su modo de vida por nada, ni siquiera por la única mujer por la que ha llegado a sentir algo tan profundo que el tiempo no puede borrarlo. Es ese recuerdo el que le empuja a ir a buscarla años después, arrepentido de las decisiones que no tomó por miedo a perderse a sí mismo sin comprender que nunca pudo evitarlo.
Este libro es puro romanticismo, una historia de amor intemporal que va dirigida a cualquiera que se atreva a soñar, que disfrute con las historias bonitas llenas de emoción, ternura, con personajes entrañables que dejan una marca en el corazón.
Volver a empezar_novela románica actual

Escribir romántica sin morir en el intento

30 de diciembre de 2018
Escribir romántica


Es el momento de vaciar la mochila de piedras y volver a llenarla de ilusiones.

Este año ha sido un poco caótico en todos los aspectos, aunque a última hora he conseguido reconciliarme con todas mis yo. Reconozco que el que más me ha costado ha sido mi yo escritor. 

Como sabes, en marzo me colapsé, dije adiós a muchas cosas que me suponían un lastre: este blog, la lista de suscripción, mantener al día mi Feedly, planificar redes sociales, Twitter... No entendía por qué todo mi esfuerzo se iba por las cañerías sin dar resultados.

Hice un grupo de Facebook para escritoras de novela romántica (Yo escribo literatura romántica) con la intención de crear una comunidad que se ayudara entre sí, pero también lo fui abandonando poco a poco, incapaz de encontrar ese nexo que nos uniera.

Cómo diseñar la portada de tu novela romántica

27 de noviembre de 2018
diseñar portada de novela romántica


Que las portadas de las novelas romántica son una herramienta fundamental de márquetin es un hecho indiscutible. Por mucho que digamos que no hay que juzgar un libro por su exterior, todos sabemos que si te entra por el ojo hay más posibilidades de que las lectoras se interesen por el libro, lean su sinopsis y lo hojeen.
Últimamente veo unas portadas que son para llorar (y mejor no entremos a hablar de los títulos que las acompañan...). No hay distinción entre editoriales y autopublicados, aunque en el caso de las primeras, es una lástima que, teniendo equipos de profesionales dedicados a esa función, no se molesten ni un poquito en diseñar cubiertas mínimamente decentes cuando se supone que su trabajo consiste en vender libros.
Lo ideal es contratar los servicios de diseñadores que por un precio más o menos asequible pueden hacerte un diseño atractivo y profesional, pero si no puedes permitírtelo, en esta entrada voy a darte unos parámetros para que tu novela luzca cómo merece.

El público objetivo en la novela romántica

10 de octubre de 2018
el público objetivo en novela romántica


Hay tantos tipos de novelas románticas como tipos de lectoras, por eso encontrar el público que se ajusta a lo que tú escribes es más difícil que en otros géneros literarios. Yo, al menos, tengo pleno convencimiento de que es así. Te puede gustar la erótica muy explícita o la comedia gamberra, historias más corales o de trama policiaca/suspense con "toque", la romántica histórica o de viajes en el tiempo... Y no todos estos tipos gustan a las mismas lectoras.

Instagram para escritores de novela romántica

4 de septiembre de 2018


¿Otra red social para escritores? ¿Es que no tenemos suficiente con Facebook, Twitter, Goodreads, Wattpad, Google+, Pinterest...? Sí, lo sé, lo siento, pero si escribes novela romántica, necesitas también Instagram, así que ve pensando cuál vas a dejar atrás.
Estar en un millón de redes sociales sin llevar bien ninguna sabrás que es una pérdida de tiempo, por eso los especialistas aconsejan tener presencia en dos o tres como mucho. Los lectores de romántica se encuentran principalmente en Facebook e Instagram por eso hace unos meses dejé de lado Twitter. Es una red que me gusta pero que consume muchísimo tiempo para que dé un rendimiento decente. Al contrario que Facebook, donde a los lectores les interesa más saber de ti y tus libros, en Twitter, compartir contenido ajeno es de obligado cumplimiento si no quieres que tus seguidores huyan a cuentas más provechosas. Pero pasa eso necesitas programar cada dos días (si no quieres pagar) y curar contenido que tenga valor para tus potenciales lectores.
Con la tecnología de Blogger.