Instagram para escritores de novela romántica

4 de septiembre de 2018


¿Otra red social para escritores? ¿Es que no tenemos suficiente con Facebook, Twitter, Goodreads, Wattpad, Google+, Pinterest...? Sí, lo sé, lo siento, pero si escribes novela romántica, necesitas también Instagram, así que ve pensando cuál vas a dejar atrás.
Estar en un millón de redes sociales sin llevar bien ninguna sabrás que es una pérdida de tiempo, por eso los especialistas aconsejan tener presencia en dos o tres como mucho. Los lectores de romántica se encuentran principalmente en Facebook e Instagram por eso hace unos meses dejé de lado Twitter. Es una red que me gusta pero que consume muchísimo tiempo para que dé un rendimiento decente. Al contrario que Facebook, donde a los lectores les interesa más saber de ti y tus libros, en Twitter, compartir contenido ajeno es de obligado cumplimiento si no quieres que tus seguidores huyan a cuentas más provechosas. Pero pasa eso necesitas programar cada dos días (si no quieres pagar) y curar contenido que tenga valor para tus potenciales lectores.

En mi caso, con Instagram he tenido un crecimiento muy rápido y constante y las interacciones son mayores que en Facebook. ¿El secreto? Publicar una foto periódica y utilizar stories con cabeza. 

1. Perfil personal vs perfil profesional


Al igual que Facebook tiene la opción de tener una página profesional, en Instagram podemos cambiar nuestro perfil personal a uno de empresa. ¿La ventaja? Que puedes ver estadísticas, lo que es una gran ayuda a la hora de saber en qué horario publicar tus fotos.
No olvides poner una foto tuya clara y sonriente y rellenar la información de tu perfil de la forma más atractiva posible. Aquí también puedes poner un enlace a tu sitio web o a dónde quieras; es el único lugar donde la aplicación te dejará ponerlo. Yo he utilizado Linktree para poder poner enlaces a varias cosas: mi blog, mi página de autora en Amazon, mi página de Facebook..., así, desde un mismo sitio puedes dirigir a tus seguidores a tus distintos sitios online.
instagram para escritores
Para cambiar a una cuenta de empresa, entra en Configuración y elige Cambiar a cuenta de empresa. Tendrás que loguearte con tu cuenta de Facebook y te pedirá que te crees una fanpage. Si no la tienes, es una oportunidad perfecta para hacerte una, si la ya tienes, escoges la opción de no crear página nueva y más adelante desde Configuración podrás vincular tu perfil de Instagram con tu fanpage. Esto implica que, a partir de ese momento, lo que quieras compartir de Instagram en Facebook se hará en tu página, nunca en tu perfil personal.
El cambio es bastante fácil, pero de todas formas, te dejo una guía superclara de Vilma Núñez paso a paso para hacer este cambio. ¡Estoy segura de que no te arrepentirás!

2. Prepara un moodboard


Una cosa importante que debes tener en cuenta es que en Instagram tener un feed bonito y ordenado es fundamental porque es lo primero en lo que tus seguidores se van a fijar. Si escribes novela romántica una máxima es que tus fotos reflejen lo que haces y el romanticismo debería estar presente en ellas. Y no, subir los mismos montajes de promo de Face no vale. Ni poner continuamente fotos de las fiestas a las que vas. Que pongas una, vale, pero que siempre subas lo mismo aburre y espanta.
Cambia el chip. Eres escritor/a y tu propósito en Instagram es hacer crecer tu audiencia, que te conozcan, que se interesen por ti y por extensión en tus libros, pero piensa qué quieres transmitir con tus fotos y qué clase de imagen quieres proyectar.
¿Qué tipo de fotos puedes hacer?
  1. Tus libros, por supuesto
  2. Cosas o lugares que te inspiren
  3. Libros que estás leyendo
  4. Libros que has leído
  5. Libros favoritos
  6. Tu zona de trabajo
  7. Mascotas (son supersocorridas. Yo solo tengo peces, así que este punto no me vale)
  8. Tu colección de cuadernos (seguro que la tienes)
  9. Sobre los lugares que visitas
  10. De ti leyendo, escribiendo, paseando...
  11. Citas de tus novelas
  12. De cómo te organizas
La lista puede ser tan larga como tú quieras. Una vez que sabes de qué va a ir tu muro, es hora de pensar cómo lo vas a hacer bonito y consecuente; para ello, lo primero que debes hacer es una especie de moodboard (es un tablero de inspiración) básico en el que deberías reflejar lo siguiente:
  • los colores predominantes que vas a usar (nunca más de 2 o 3 y que combinen)
  • la decoración que vas a utilizar
Mira estos preciosos feeds. Todas las fotos de cada uno de ellos tiene elementos comunes que los hacen armoniosos y muy bonitos. La estética es algo que no debes dejar al azar en Instagram. Si pones fotos de tu perro, cuida un poco el ambiente en el que se las vas a hacer. En el muro de Carolina McDiamond sale su perro, pero no desentona del resto de fotografías. Lo mismo pasa con el gato de Secretland.

Mi moodboard para este otoño va incluir tonos beis, blancos y marrones y para eso he comprado un par de cosillas en TEDi muy baratas pero aparentes. Si me sigues (y si no lo haces todavía puedes echarle un vistazo a mi perfil aquí), verás que suelo hacer fotos de los libros que leo, mis novelas, cuadernos, trabajos de maquetación, etc.. También intercalo fotos sobre lo que hago o a dónde voy, a fin de cuentas soy escritora y a los lectores también les interesa saber lo que hacemos como personas, pero sin abusar.

Para no estropear el diseño del muro, deja el anuncio de noticias para stories, siempre puedes dejarlas fijas en tu perfil si no quieres perderlas, aunque de eso hablaré un poco más abajo.

No tienes que ser un/a gran experto/a en fotografía para hacer fotos decentes, con el móvil te vale, créeme. Busca un rinconcito mono e iluminado de tu casa y si no tienes, como yo, hazte uno. No te llevará más de cinco minutos. Yo suelo hacer mis fotos sobre la mesa del ordenador. La despejo de bártulos, coloco la manta, el libro con la decoración y abro la persiana con cuidado de que el sol no se refleje solo que ilumine. Y ya está.

3. Edita tus fotos con Snapseed


Una cosa que se repite cuando he buscado información sobre cómo manejarte en Instagram es que no hay que abusar de los filtros, es mejor editar las imágenes con alguna aplicación decente de fotografía. De Snapseed hablaban muy bien y decidí probarla. Tiene un montón de herramientas y es muy fácil e intuitiva.
Teniendo luz natural hay que tocar muy poco, yo siempre hago mejoras en el brillo, en el contraste y en las sombras. También me gusta mucho el desenfoque. Te invito a que la instales en tu teléfono, es gratuita, y que juguetees con ella probando las diferentes alternativas. Te dejo por aquí un enlace a sus herramientas para que veas qué hace cada una y un antes y después de utilizarla.


4. Planifica con Planoly

El gran inconveniente de esta red social es que no puede programarse y estar pendiente de la hora de publicar puede ser una gran incordio. Hay herramientas como Hootsuite, Metricool o Buffer que permiten incluir Instagram en la progamación de contenido, pero Planoly te deja ver cómo va a quedar tu muro después de subir una foto y poder ordenarlas en un determinado orden. Por ejemplo, si hay dos fotos muy blancas seguidas puedes intercalar una con más color. O si tienes varias de objetos, puedes meter en medio alguna tuya o de algún paisaje.
Mira mi feed. Las fotos de las citas literarias están ordenadas así a propósito, pero para saber con seguridad el orden con el que debía subirlas para conseguir esa disposición, Planoly me vino genial.
La única pega es que la versión gratuita solo deja subir 30 fotos mensuales y se queda un poco corta. Yo solo la uso para eso, pero si te animas a probarla, verás que también puedes programar con ella y dejar el post perfectamente preparado para solo darle a publicar a la hora que quieras.

5. No olvides los #hashtags

En Twitter siempre me olvidaba de los hashtags, pero aquí no puedes permitírtelo. Son necesarios e imprescindibles para hacer visible tu foto y conseguir seguidores. Yo nunca pongo más de cinco o seis porque se queda bastante feo el texto e intento poner generales y más específicos.
Algunos ejemplos (además del típico #bookstagram o #instabook) que puedes usar como escritora de romántica son: #novelaromántica #escritora #románticahistórica #suspenseromántico #writer #writing #romancebooks #romancenovels #romancewriter #escribir #románticaespañola
¡También puedes inventarte los tuyos!

6. Stories e IGTV

Una de las grandes dudas sobre el manejo de Instagram es el uso de stories. Son pequeños videos de 18 segundos como máximo que solo duran 24 horas, a no ser que quieras fijarlos en tu perfil para tenerlos siempre a mano y que tus seguidores puedan volver a verlos cuando quieran.
¿Qué puedes poner en ellos? Todo lo que no tenga cabida en tu feed o que pueda estropear su estética: próximas firmas de libros, sorteos, comentarios, unboxing, fechas de eventos, ofertas o promociones, lanzamientos, regalos, compras, ese pastel tan bonito que te salió el otro día...
No pongas mucho texto. Piensa que el tiempo que dura la foto o el video que cuelgues tiene un tiempo limitado y que tiene que dar tiempo a leerlo.
Si quieres colgar un video más largo tipo presentación puedes usar IGTV. Es el icono de una televisión dentro de un círculo naranja que sale arriba a la derecha en la pantalla de inicio. No he visto a muchos escritores que lo usen y es una herramienta que desaprovechamos mucho. Los videos suelen tener mejor acogida y provocan más interacciones, además es una buena oportunidad de darte a conocer un poquito más y ganar en confianza, así que tenlo en cuenta.

7. Mide los resultados

Con la opción de perfil de negocio puedes ver las estadísticas desde la propia aplicación. Qué fotos tienen más interacciones, el nivel de actividad, datos demográficos sobre tus seguidores y, lo mejor de todo, a qué horas y días están conectados. Si tu público está conectado en su mayoría a las tres de la tarde, no tendrá el mismo alcance publicar una foto a las 12 de la mañana.
Para ver otro tipo de métricas, como el alcance de las stories, el engagement o tu crecimiento en comparación con otros perfiles similares al tuyo, te recomiendo que te abras una cuenta en Metricool. Es un programador de redes sociales al que puedes vincular Facebook y Twitter e incluso tu blog. Tiene un nivel básico gratuito que va muy bien y con el que te envían informes mensuales muy completos de la actividad que han tenido tus redes.
Échale un vistazo y no pierdas de vista este tema. Es la mejor forma de saber qué tipo de contenido le gusta más a tus seguidores y una buena guía para saber qué tipo de fotos te funcionan mejor.

8. Algunos trucos

Para terminar, unos cuantos trucos:
  • en Instagram no se pueden dejar espacios entre párrafos, por eso entre párrafo y párrafo (si vas a escribir mucho texto) pon siempre un punto
  • haz el truco anterior para dejar abajo del todo los hashtags, así no se verá el texto apelotonado
  • para hacer las fotos cuadradas, activa la opción de cuadrícula de la cámara de tu teléfono, así podrás encuadrarlas más fácilmente
  • los fotógrafos profesionales aconsejan no centrar el objeto principal en la composición de la foto, queda más estético si lo pones al lado
  • las fotos en carrusel (subes dos o tres del mismo tema en un solo post) dan mejor resultado que una foto sola
  • no pongas más de dos stories seguidas, se hace pesado





P. D.: Todas las palabras en inglés deberían ir en cursiva, pero no sé qué le pasa a la plantilla del blog que no me deja ponerlas (ni las negritas), así que te pido disculpas por el error ortotipográfico.



  •  

2 comentarios

Con la tecnología de Blogger.