El fin de un ciclo...

27 de abril de 2018
apuntes literarios de novela romántica


Últimamente le doy muchas vueltas a todo, a cómo manejo mi carrera literaria, si lo que hago es lo más adecuado para conseguir lo que quiero. He llegado a la conclusión de que no. Me he dado cuenta de que en algún momento del camino me he perdido, escribir ha dejado de ser prioritario para mí y un escritor que no escribe no es nada.

Empecé este blog en marzo de 2015. Tenía dos novelas en el mercado y otra prevista para final de ese mismo año así que necesitaba un blog, un portal donde mis lectoras pudieran encontrarme y en el que publicaba de higos a brevas cosas bastante variopintas.

Cuando por fin comprendí que estaba desperdiciando horas irrecuperables en acciones que no llevaban a ninguna parte, me apunté a la plataforma de cursos de Marketing online para escritores y después al curso de Visibilidad online con el que aprendí a redirigir el blog hacia mi público objetivo, mis redes sociales, a enfocar mi energía en estrategias concretas para resultados específicos...

Y el blog creció muchísimo.

He trabajado tanto en él que una parte de mí se queda aquí. Aprendí HTML y CSS para dejarlo cómo yo quería, bonito y funcional, agregué una sección de servicios para anunciarme como correctora y maquetadora, la página Mis novelas está preciosa. Me rompí los cuernos para atraer a más suscriptores y establecer relaciones de confianza con ellos..., pero ha llegado un momento en el que todo gira en torno a él y siento que me está consumiendo.

He dejado de escribir porque cuando por fin termino todas las tareas que apunto cada noche, estoy agotada y mi mente no da más de sí.

Lo más gracioso de todo es que empecé todo esto porque quería dar a conocer mis novelas, que mis lectores, tú, supieran un poco más de mí, pero de nada sirve si no consigo terminar mis manuscritos. Mi catálogo no es muy amplio, saco una novela al año, y así es muy difícil que los lectores se acuerden de ti cuando tu nombre apenas es reconocido. Tengo un proyecto a medias, una reedición y un spin off. Loca de mí, me gustaría sacar las tres este año, pero así no puedo. Me da una pena terrible, pero tengo que soltar lastre y el blog lo es.

Hace poco leí un artículo de Gabriella Literaria que decía: «Si para ti llevar un blog es una tarea odiosa, no lo lleves». Y yo ya no disfruto con Apuntes literarios.  

Necesito un descanso, reordenar mis prioridades y recuperar la ilusión por una profesión que es bastante desagradecida.

Necesito escribir.

Así que voy a reconstruir el blog en una página web. El blog se queda, por supuesto, con todas sus entradas y supongo que lo actualizaré cuando tenga algo importante que decir -como la publicación de una nueva novela-, pero poco más.

Espero de todo corazón que me eches de menos.


 
Con la tecnología de Blogger.