C. A. Ortega presenta... Gosby

2 de marzo de 2018


Caterina tiene un sueño: formar el primer equipo de salvamento acuático con perro de Cantabria. Para conseguirlo, abandona su Santander natal junto a su perro Gosby y pone rumbo a la primera escuela inaugurada en la isla de Menorca. Tiene por delante tres meses de duro trabajo si quiere volver a casa con la ansiada acreditación.
 
Sin embargo, en el hotel donde se hospeda, conoce a Marc, un camarero que no tiene más objetivo en la vida que sobrevivir con trabajos precarios, hacer pesca submarina y colocarse de vez en cuando. La vida no ha sido fácil para él y encima tiene a cargo a su hermana Mariona; una veinteañera inmersa en un mundo del que su hermano intenta alejarla sin éxito. Un suceso trágico y la intervención de Gosby hará que Marc y Cat crucen sus caminos. Sin embargo, las diferencias entre ellos no tardan en aflorar: Cat tiene claro su futuro y Marc no tiene planes más allá de sobrevivir otro día.

Una historia de amor en la que un perro tendrá que trabajar duro para que todo acabe con un final feliz, ¿lo conseguirá?
 

 

 
Gosby_C. A. Ortega
 
 

Antes de empezar quisiera agradecer de corazón a Paola C. Álvarez que me haya dado la oportunidad de presentar Gosby en su blog. La tercera novela en la vida de una escritora es un gran momento (o por lo menos a mí me lo parece) y poderla presentar de la mano de una compañera es un megalujo. Por todo ello, gracias. 
Caterina es una veinteañera de familia bien de Santander. Siempre ha tenido claro qué quiere hacer en la vida y todo el apoyo del mundo para conseguirlo. Siempre le han gustado los deportes con animales y, después de graduarse, decide que quiere crear el primer equipo de salvamento acuático con su perro Gosby. Tiene toda la intención de trabajar duro durante el verano para conseguirlo y que nada ni nadie la aparte de su objetivo.
Lo que no contaba es que Marc se cruzaría en su camino. Marc es todo lo contrario a ella. Huérfano desde muy pequeño, se ha criado en una casa cuna y ha tenido que aprender solo a valerse por sí mismo. Si esto no fuera poco, además debe encargarse de su hermana, una persona que no ha sabido sortear todos los varapalos que le ha dado la vida y ha caído en la droga. Marc hace lo que puede con las cartas que le ha dado el destino y a pesar de ser un gran cabeza de familia no consigue devolver a su hermana al buen camino. Quizás sea porque él mismo juguetea con la droga más de lo que debería.
 

novela romántica new adult

Ambos coinciden en el hotel donde Cat se hospeda y Marc trabaja, en varias ocasiones, pero la cosa no va a más hasta que una noche en la playa ocurre un suceso inesperado que hará que Gosby tenga que reaccionar. El buen hacer de Gosby hace que la pareja acerque posiciones y acaben por fin rindiéndose a lo evidente. ¿El problema? Que hay demasiadas diferencias entre ellos y que además la idea de Cat en ningún caso es pasar más de tres meses en Menorca.
A ver…, podría seguir contando más y más, pero no quiero desvelar demasiado. Así que… Si quieres más, aquí te dejo el booktrailer de Gosby para que disfrutes:
 

 
 
¿Que te ha sabido a poco? Vale, aquí te dejo el link con los primeros capítulos para que puedas ir abriendo boca.  Que eres más de podcast. No me digas más…: Podcast presentación de Gosby

Bueno…, sea como sea espero que te guste Gosby y pases un buen rato dentro de esta historia de amor localizada en un paraíso terrenal como Menorca (que esto de Menorca también tiene historia, pero ya quedaría demasiado larga la presentación y tampoco quiero matar a nadie de aburrimiento).

Para mí, Gosby  es una novela muy especial. Primero por cómo surgió y luego por todo lo que generó su proceso de escritura.
Todo comenzó una tarde de mayo de hace unos años (¿unos años?, te preguntarás, sí, hija, sí, me cuesta más de dos años conseguir sacar una novela a la calle). Bueno…, una tarde de mayo iba paseando por la calle con mi abuela y de repente un hombre se me quedó mirando. Yo no sabía por qué aquel hombre me miraba y me quedé extrañada: ojiplática. De hecho, me acuerdo que le puse una cara de… ¿quién coño eres?, pero como él tampoco dijo nada, yo seguí mi camino.
Un minuto después del encuentro, y tras echar la vista atrás para cerciorarme de que seguía sin saber quién era, se me encendió la bombilla. Aquel hombre al que no había reconocido era un antiguo amor platónico de juventud (y cuando digo platónico: digo platónico. Jamás crucé media palabra con él). Sin embargo, en aquel encuentro con un extraño, sin yo saberlo, comenzó una gran aventura.
Como si de una máquina del tiempo se tratase, aquel hombre me llevó a una época de mi vida donde me había sentido plena y llena de creatividad, y no solo conecté con aquella época sino que extraños sueños comenzaron a visitarme por las noches.
 

novela romántica new adult


Soñaba con dos jóvenes que se amaban con locura, pero de una forma muy pura (bueno…, muy pura y muy casta, ¡ja, ja, ja! Es lo que tiene conectar con la adolescencia). Estuve un tiempo sin saber muy bien qué significaba todo aquello hasta que una mañana de domingo, abrí los ojos como platos, repté hasta el ordenador y comencé a escribir la escena que me había llegado aquella noche. Y así, sin entender cómo,  entré en un extraño trance que duró meses y del que no fui capaz de escapar.
Los sueños estuvieron acompañándome bastante tiempo y cada vez que dejaba el proyecto de lado, volvían con más intensidad y no conseguía deshacerme de ellos hasta que no me ponía a escribir. Fue así como, poco a poco, mes a mes, la historia fue creciendo hasta conseguir poner el punto final al primer borrador.
Y esta experiencia no solo me sirvió para escribir la novela, sino que me sirvió de punto de inflexión en mi vida. Todo este proceso me provocó una curiosidad terrible por los mecanismos de la creatividad y, finalmente, acabé por descubrir un maravilloso método (de verdad que es increíble) para eliminar el bloqueo creativo y acabé por abrir el blog Carlota Creativa (que todavía lo tengo un poco en bragas, pero espero poder ponerlo a punto en breve).
Bueno…, dejo ya de cotorrear que me he extendido mucho más de lo deseado. Ha sido un placer compartir esta presentación contigo.

Gracias,
C. A. Ortega

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.