9 de febrero de 2018

Estefanía Yepes presenta... Ladronas de Nueva York

Estefanía Yepes_Ladronas de Nueva York



En estas páginas descubrirás la historia de tres mujeres normales, como tú y como yo. Da igual la edad que tengas, en cualquier caso, entenderás sus miedos, sus arrebatos, sus locuras y sus momentos de complicidad. La historia de Sarah, Danielle y Caroline es la de muchas mujeres que en un momento dado, deben enfrentarse a ellas mismas. Te adentrarás en sus vidas, en sus sueños y en sus citas. Pero también conocerás sus miedos, los que ni siquiera se confiesan entre ellas, a pesar de que lleven años compartiendo sus vidas. Y, ¿sabes qué? Todo empieza como lo hacen muchas de las historias que ya conoces. Con una lista de deseos. Concretamente con tres. Y es que, si tuvieras treinta años y recuperaras la lista de sueños que hiciste a los veinte… ¿Qué crees que encontrarías en ella?
 
Estefanía Yepes_Ladronas de Nueva York

 

Ladronas de Nueva York es la historia de muchas mujeres. Pero permitidme explicarme un poco mejor. En estas páginas no encontraréis a unas mujeres diestras en el arte del hurto y la ratería, sino todo lo contrario. Aquí dentro se contienen tres vidas que se unieron diez años atrás y que, hasta la fecha, se han mantenido juntas y capaces de todo. Pero, a veces, la idea más absurda, incluso aquella que surge en una noche en la que el vino corre como la pólvora impulsándote a cometer algunas estupideces, puede cambiarlo todo de un día para otro.

Y eso es precisamente lo que les pasa a estas tres chicas.

Durante la noche de fin de año, la última antes de que las tres hayan cumplido los treinta, deciden recuperar la lista de deseos y objetivos que escribieron a los veinte y que deseaban haber logrado antes de los temidos treinta. Sin embargo, la euforia inicial remite cuando se dan cuenta de que quizá no han cumplido con todo lo que esperaban de ellas mismas.

A pesar de no ser más que un sencillo número, los treinta suponen un pequeño desajuste personal para muchas mujeres, así como también los veinte, los cuarenta o los cincuenta. Todos queremos cumplir metas y sentirnos realizados. A los treinta, no obstante, empezamos a cambiar copas por pañales, fiestas por bodas y barbacoas por bautizos. Es una época de cambios... cambios que, indiscutiblemente, marcarán una nueva etapa de nuestra vida. Pero esta no es igual de fácil para todos. Y esa es precisamente la idea base de la que parte Ladronas de Nueva York.

novela romántica contemporánea


En esta historia quedan reflejados algunos de estos miedos e inseguridades que estos cambios suponen. El temor a no sentirse realizada en el trabajo, a no tener pareja, a contemplar cómo los de tu alrededor prosperan mientras tú te sientes estancada… siempre desde una perspectiva distendida y amena que, no por ello, se aleja de la realidad. Es justamente por eso por lo que las lectoras beta, así como las que empiezan a enfrascarse en su lectura, se sienten de algún modo identificadas con estas tres protagonistas, construidas desde una perspectiva real y cercana y, en cierto modo, poco perfecta e idealizada. Son divertidas, alocadas, risueñas y capaces de darlo todo por una botella de vino barato. Pero, por otro lado, también son tiernas, soñadoras, inseguras y temerosas de un presente al que todavía no han acabado de entregarse.

Sarah Vaus es una mujer con la cabeza sobre los hombros y los pies en la tierra. Es la más sensata, ordenada y madura de las tres. Sin embargo, a pesar de ostentar un importante cargo en la empresa de su padre, un puesto que indiscutiblemente se ha ganado con el sudor de su frente, sigue anclada al pasado a través de su mayor sueño, el de convertirse en bailarina. Aceptar el fracaso no entra en sus planes y todo cambiará cuando una lesión ponga en jaque la realidad de la que en cierto modo, se ha querido mantener al margen.

Lorie, o Caroline, es el punto intermedio entre las otras dos. Tiene la madurez y la sensatez de Sarah y, al mismo tiempo, se deja llevar fácilmente por las locuras de Danielle. Regenta su propio negocio, un pequeño Salón de belleza situado en Brooklyn en el que se ha dejado la piel y por el que lo daría todo. Su vida está en el interior de ese establecimiento y defenderlo ante las adversidades, ahora que los tiempos cambian y que la competencia es cada vez mayor, se convertirá en su mayor quebradero de cabeza. Sin embargo, a pesar de que aparentemente es una mujer feliz y entregada, su pasado regresa tras descubrir esa lista y lo hace con una ferocidad desmedida, provocando que todo lo que hasta ahora había construido se tambalee.

Por último, tenemos a Danielle, más conocida como Elle por todos. Elle es sin duda la más alocada, dispersa y despreocupada de las tres. O tal vez esa era su imagen hasta ahora, momento en el que una sencilla lista escrita diez años atrás lo ha cambiado todo. Elle, a sus casi treinta años, sigue con un contrato de prácticas en una gran empresa de publicidad y, al mismo tiempo, compagina su trabajo con un empleo a media jornada en un cine en el que les saca una media de siete u ocho años de diferencia a todos sus compañeros. Su vida se precipita cuando se da cuenta de que esto no la beneficia sino todo lo contrario… Y debe cambiar su actitud cuanto antes.

novela romántica contemporánea


Por último, podríamos hablar de Olly, el mejor amigo y compañero de trabajo de Danielle. Pero a él prefiero que le descubráis vosotras mismas…

Como veis, Ladronas de Nueva York es una historia actual, narrada de forma coral y alterna en la que iremos conociendo el interior de las tres protagonistas con las que es muy fácil sentirse identificado. Da igual la edad que tengas, da igual en qué momento de tu vida te encuentres… sea como sea, entenderlas es fácil porque, seguramente, en algún punto de la vida todas nos hemos sentido en la misma encrucijada.

Como bien dice esta historia: “A los treinta, todas nos hemos convertido en ladronas”.

Pero ¿sabemos cuál fue nuestro mejor robo?

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario