12 de enero de 2018

Blanca Túnez presenta... Tan solo en un instante

Blanca Túnez_Tan solo en un instante


Una mudanza, un encuentro un poco desafortunado, un beso robado....
Ella, Lara Hernández, una locutora de radio, bajita y, en ocasiones, con mal carácter.
Él, Ángel Vera, un cirujano, que como su nombre indica, es como un ángel, aunque no siempre.
Ella tiene la curiosa manía de encerrarse en sí misma y no permitir que nadie traspase esa muralla. Tiene miedo a que, cuando llegue el momento de la verdad, todo vuelva a ser como si nada hubiera pasado.
Él no es capaz de controlar su instinto protector, por eso intentará estar con ella aunque lo eche de su lado. Quiere estar con ella sin importarle ese miedo que no termina de entender, pero hay cosas que no siempre salen como uno espera.

A todo eso se unirán una serie de acontecimientos que harán que estén a veces muy cerca y otras demasiado lejos. Esos acontecimientos ayudarán a que se entiendan muchas cosas sobre el comportamiento que tienen, pero, algunas cosas no cambiarán aunque tengan una explicación.
En esta historia entrarán a tomar protagonismo sus amigos más cercanos, Natalia y Santiago, que tendrán más de un encontronazo por cosas que ninguno tiene claras, él es compañero de trabajo de Ángel y ella estudia a la vez que trabaja compaginando eso con un novio que no la trata demasiado bien.



Tan solo en un instante_Blanca Túnez



Tan solo en instante habla sobre intentar superar el miedo a la soledad. Lara, la protagonista de esta historia no es capaz de superar el abandono de sus padres siendo una niña; en el fondo se siente culpable de que sus padres no la quisieran como parte de su familia. También habla sobre confiar en otras personas y en dejar que te quieran cómo eres con tus virtudes y, sobre todo, tus defectos. Algunas veces ocurre que tendemos a cambiar nuestra forma de ser, nuestro verdadero yo, para agradar a otras personas cuando eso no hace feliz a nadie. En este caso, Lara no puede evitar tener miedo a que la quieran y que después la abandonen, como ha ocurrido varias veces a lo largo de su vida y que revive una y otra vez en sus pesadillas. Por eso Ángel la complementa en ese sentido y le enseña lo fácil y sencillo que es quererla, aunque le dé miedo ser consciente de ello y formar parte de su vida como si fuese lo más natural del mundo o incluso reconocer sus propios sentimientos por él.
 
Lara, nuestra protagonista, es locutora de radio en Madrid en una pequeña emisora de música. Lleva trabajando allí prácticamente desde que acabó la carrera y es feliz haciendo lo que le gusta y con la vida que ha creado por su cuenta. Comenzamos a conocer su historia a raíz de su decisión de mudarse ella sola cuando descubre que su novio, en el que confiaba muchísimo después de años juntos, la engaña con su compañera de piso. Aunque odia estar sola por todo lo que pasó durante su infancia y que mantiene en secreto por vergüenza y miedo a ser rechazada, Lara realmente necesita saber que alguien estará ahí para ella, que la querrá pase lo que pase y que nunca más estará sola, eso es algo que consigue con Ángel incluso antes de formalizar una amistad o incluso su relación.
 
novela romántica contemporánea
 
 
Ángel vive en el mismo edificio que Lara por pura casualidad, es médico cirujano y se trasladó desde Canarias a Madrid para estudiar la carrera; cuando hizo las prácticas y le ofrecieron un puesto de trabajo allí, decidió quedarse por las amistades y por la novia que tenía por aquel entonces. Ser el mayor de tres hermanos y que su padre falleciese en un accidente siendo adolescente despertó en él un instinto de protección que le resulta complicado contener. Después de tener un desengaño con su novia, cuando esta decide que su trabajo es más importante que él, casi por despecho, se dedica a conocer a mujeres con las que se acuesta para después olvidarse de ellas. Pero después de un tiempo haciendo eso, se cansa de no tener una pareja estable con la que compartir las cosas buenas y malas, por lo que intenta encontrar ese alguien especial para él que le recuerde que la familia es más importante que el trabajo.
 
Por otro lado, están los mejores amigos de Ángel y Lara que tienen su propia trama unida a la de ellos. Por una parte, está Nat, la mejor amiga de Lara y a la que considera como a una hermana al pasar la adolescencia juntas. Es una chica madrileña de padres divorciados con un carácter peculiar. A simple vista puede parecer dulce y delicada, pero, al igual que ocurre con Lara, esconde una fortaleza importante. A lo largo de la novela podemos ver cómo es su amistad, cómo se apoyan mutuamente y el pilar que representan cuando la otra flaquea por cualquier motivo.
 
novela romántica contemporánea
 
 
Nat es estudiante al mismo tiempo que trabaja, muchas veces siente que no puede más, pero no se rinde bajo ninguna circunstancia a pesar de tener un novio al que prácticamente mantiene. Cuando su relación con Germán acaba, decide que no quiere volver a pasar por eso, pero en el tiempo en el que supuestamente quiere estar sola para tener tiempo para ella, conoce a un chico encantador con el que solo consigue estar unas semanas porque no terminan de congeniar. Por eso, cuando Santi muestra por ella un interés que va más allá de lo sexual, se deja llevar con la esperanza de encontrar con él algo mejor a lo que tuvo con Germán y termina descubriendo que su relación con Santi es lo que siempre había querido tener con un hombre. Santi la complementa de muchas formas y él siente lo mismo respecto a ella, se apoyan mutuamente y siempre están para el otro sea cual sea el motivo, algo que no habían podido tener con sus anteriores parejas y que les resulta reconfortante.
 
Santi es el mejor amigo de Ángel desde que se conocieron al hacer juntos las prácticas en un hospital de Madrid. Es un ligón desde que se divorció de forma poco amistosa. Al contrario que Ángel, Santi prefiere ir de mujer en mujer sin intentar encontrar a nadie especial por esa mala experiencia que hizo que su relación con su madre empeorase porque siempre defendió a la que fue su mujer. Al principio choca con Nat, aunque eso no se ve directamente en la novela, pero cuando ella rompe con su novio y él se da cuenta de lo fuerte que es en realidad, comienza a sentirse atraído por ella y todo comienza entre ellos una noche que se encuentran al salir de una discoteca. La relación entre ellos va bien hasta que, enviada por la madre de Santi, Carla, su exmujer, vuelve a aparecer en su vida para intentar liarlo todo.
 
Tan solo en un instante es una historia coral, de amor, de segundas oportunidades y de superación. ¿Puede un encontronazo hacer que todo lo malo desaparezca? ¿Puede uno dejar a un lado su temor para llegar a ser feliz, aunque este sea demasiado fuerte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario