8 novelas románticas con protagonistas chefs

31 de enero de 2018
novelas románticas con protagonistas cocineros


La temática de este mes de novelas románticas es sobre protagonistas cocineros, así que te traigo una selección de nueve novelas dónde la cocina tiene mucho que ver. ¿Has leído alguna?

Entre lo dulce y lo amargo, de Pilar Cabero



Se han amado desde niños, incluso imaginaron una vida juntos. Pero cuando el maestro confitero Samuel Boudreaux regresa a San Sebastián para casarse, después de seis años de ausencia, no es con María Aguirre con quien está prometido: ella ya está casada. 
Poco después de que él se marchara a Venezuela para perfeccionarse en el arte del chocolate, María contrajo matrimonio. Ahora trabaja junto a su marido en una confitería de la ciudad, y la llegada de su antiguo amor la llena de desasosiego.

Samuel no le ha perdonado que lo traicionase con su maestro y mentor. Sin embargo, las circunstancias le obligarán a dejar su odio de lado...


 

El amor es un cupcake relleno de pimienta, de Micaela di Pietro



Helena lo tiene todo: una familia fantástica, muy buenos amigos, el futuro laboral asegurado?, pero siente que se está asfixiando. Tras sufrir un accidente de moto, se da cuenta de que la vida puede ser más corta de lo que se imaginaba.

A partir de ese momento, Helena decide aprovechar al máximo cada instante. Cuando su padre le echa en cara que esté lanzando por la borda su carrera como arquitecta, toma una decisión que cae como una bomba: no volverá al despacho familiar. Helena no entiende su actitud, sin embargo, gracias a su madre, descubrirá que las cosas no son como parecen.

Más decidida que nunca, se marcha a África para vivir magnífi cas experiencias y conocer a personas que la transformarán en una nueva Helena que se siente cómoda en su piel y que ha descubierto que la vida es mucho más sabrosa con un toque de pimienta.



Mi paraíso eres tú, de Arwen Grey




A veces el paraíso solo lo puedes encontrar entre los brazos de la persona que amas. Un novio guapísimo que apenas se sabe su nombre… Un apartamento en un edificio histórico, en un barrio rodeado de ruinas… Un negocio que funciona de maravilla, que la tiene "un poco" esclavizada… ¿Una vida perfecta en la calle Paraíso?

Lo último que le faltaba a Ariadna era el interés repentino que siente por ella el Lúgubre, el vecino más extraño de todo el edificio. ¡Lo que las croquetas y la electricidad han unido, que no lo separen ni las caseras maquinadoras, ni los novios perfectos, ni esas cosas mundanas que nos empeñamos en creer que nos hacen felices!




¿Sabes una cosa? Te quiero, de Moruena Estríngana



Hay que tener cuidado con los sueños, pues cuando llegan, te toca lidiar con ellos y no siempre son como esperabas… 

Bryan y Lusy tienen el mismo sueño, ambos desean ser chef y es por eso que ambos tratan de entrar en un concurso televisivo para lograr su meta.

La mala suerte del destino hace que Bryan pase y Lusy se quede a las puertas del sueño.

Las vidas de ambos van por caminos separados. Bryan se hace un cocinero famoso que vive por y para su trabajo. Lusy ha dejado de lado su sueño por falta de dinero, pues costearse buenos cursos no es tan fácil y menos cuando tus padres no te apoyan y piensan que ser chef no es tan bonito como parece.

Pero lo que ambos no esperaban era que la vida los juntara de nuevo, que sus caminos una vez más tuvieran un punto de unión. Donde uno está quemado por la vida que lleva y ya no se reconoce a sí mismo, otra tiene toda la ilusión por la vida que espera llevar un día.

Dos almas unidas por la pasión a la cocina y por ese deseo que les quema la piel cada vez que están juntas. Un amor que nacerá a fuego lento y una pasión que arderá entre fogones.

El club del cupacke, de Clara P. Villalón




Entusiasta, temperamental y con un talento fuera de lo común para la cocina, Silvia tiene muy claro lo que quiere: abrir un pequeño obrador de repostería con el que ganarse la vida.

Pero tiene todavía más claro lo que no le gusta: no entiende la moda de los cupcakes («esas magdalenas raras», que diría su abuela), no va a enredarse en una relación amorosa (para eso ya está su amiga Casilda) y, desde luego, no piensa presentarse nunca, jamás, ni de broma, a uno de esos concursos de cocina de la televisión. Sin embargo, Silvia descubrirá que el camino hacia los sueños tiene desvíos inesperados.
 


 

Romance a la carta, de Olga Salar




Brian Mosley domina a la perfección el tiempo y las cantidades exactas que hay que utilizar en la cocina para convertir un sencillo plato en una obra maestra culinaria. Lamentablemente su incapacidad para medir los tiempos en la vida real, y llegar puntual a las citas, le convierte en el novio desastre que ninguna mujer quiere tener. 

La única esperanza que le queda es dar con una fémina lo suficientemente segura de sí misma como para que no le importe que le hagan esperar, o que se olviden de ella por completo. Lo curioso será que una vez que Pamela haga acto de presencia los defectos del chef desaparecerán como el volumen de un "soufflé" al salir del horno.

Sabor de amor, de Dacar Santana


Menta, chocolate, sandía, melón... A lo largo de su vida, Simonetta Copano, ha probado casi de todo, y no solo debido ser dueña de la Gelateria Dolce Sapore. Porque cuando todos los hombres son un sabor diferente que paladear, toda una gama se extiende ante tus ojos.

Una amiga del alma, un hijo «casi» adoptivo, un hermano encantador... su vida es perfecta y feliz. Guapa, lista, independiente, no hay nada ni nadie que se le resista...



Con sabor a Irlanda, de Olivia Ardey



 Tras un divorcio caro y decepcionante, Connor no quiere saber nada de mujeres. Como una broma del destino, se ve obligado a soportar la dulce insolencia de una cocinera que, cada día, deja una nota junto a la cena que prepara para él. Por compromiso, forma parte del jurado de un concurso fotográfico y, en la entrega de premios, comparte mesa con una simpática desconocida a la que conoce mejor de lo que imagina.
Cuando Lys perdió a su bebé su vida dejó de tener sentido. Vive volcada en su trabajo como cocinera para una familia adinerada. Quedar finalista en un concurso al que se presentó por casualidad es la inyección de optimismo que tanto necesita. Cuando conoce a Connor O’Brien, no sospecha que se trata del mismo desconocido al que intenta animar con sus mejores recetas.
Lys no olvida su origen humilde y su infancia necesitada. Connor siempre se ha movido en un ambiente acomodado. No tienen nada en común, salvo la fuerte atracción que siente el uno por el otro. Pero el destino está lleno de sorpresas y a veces la persona más insospechada tiene el poder de devolvernos la ilusión y las ganas de vivir.



Con la tecnología de Blogger.