29 de septiembre de 2017

Brenna Watson presenta... El futuro tiene tu nombre



Cuando el barón Hamilton fallece de forma inesperada, su viuda, la joven Marian Fillmore, cree que por fin se verá libre de un esposo abusivo y maltratador. Sin embargo, las condiciones que establece en su testamento la obligan a permanecer atada a un lugar al que odia y a su cuñada, tan cruel y déspota como su hermano.
 
La llegada del hijo del barón, procedente de América, será la única luz de esperanza en el porvenir de Marian. Solo él será capaz de cambiar su destino y el de las personas a las que ama, aunque el precio a pagar será demasiado alto.
 
Porque, ¿hasta dónde es lícito sentirse atraída por el hijo de su difunto marido?
 
 
https://www.amazon.com/El-futuro-tiene-nombre-Spanish-ebook/dp/B074FD911F

 

Me gusta pensar que nací con un libro bajo el brazo. Y que los genes de mi abuela, escritora frustrada, fueron las palabras que conformaron mi propio ADN. No recuerdo ni un solo día de mi vida en la que un libro no ocupara mis manos, o una historia mi imaginación.
 
Inventar historias, desarrollarlas en mi cabeza, crear a los personajes, hacer que hablen o se muevan, es algo que llevo haciendo desde que soy capaz de enhebrar pensamientos con sentido.
 
A lo largo de los años emborroné páginas y páginas y leí, leí tanto que mi madre me decía que un día me volvería loca. Y tenía razón.
 
Por fin, un día, pude dedicarme a trabajar en algo relacionado con los libros. Tras muchos estudios y mucho esfuerzo, se abrió una puerta, y luego otra más. En los últimos quince años, he corregido, editado, reseñado y promocionado cientos de libros.
 
Después de publicar un par de ensayos por encargo, decidí sentarme a dar forma a una de las muchas historias que guardo almacenadas en mi cabeza. La novela romántica ocupa una de las estanterías de mi biblioteca, una parte de esos más de 3.000 libros que viven conmigo y que me susurran sus secretos por las noches. Y  con la novela romántica inicio mi andadura como escritora.
 
De las muchas tramas que almaceno en mi memoria, decidí empezar por El futuro tiene tu nombre, por una joven que sufre el maltrato de su marido. El tema, por desgracia, es muy actual, aunque las mujeres han padecido ese tipo de abusos desde que el hombre camina sobre dos piernas. En la época en la que yo sitúo la novela, el primer cuarto del siglo XIX, no existían muchas opciones para una mujer en sus circunstancias, sobre todo si el marido era alguien poderoso. En mi novela, además, ese hombre controla el futuro de un niño que depende por completo de mi protagonista, Marian Fillmore. ¿Qué puede hacer ella, sino someterse?
 
 
El futuro tiene tu nombre_Brenna Watson
 
 
Todo cambia cuando ese hombre terrible muere y aparece su hijo, Derek Hamilton, que emigró años atrás a América para huir, precisamente, de un padre maltratador. La situación de la joven es desesperada, pues no puede abandonar la casa en la que tanto ha sufrido. Ese niño sigue dependiendo de que ella permanezca allí, cuidando de la hermana de su difunto marido, una arpía que las lectoras odiarán tanto como yo la odié mientras la creaba.
 
Él será el que dé un vuelco a su vida, el que le ofrecerá un futuro posible lejos de aquella mansión, solo que ninguno de los dos está preparado para afrontar los sentimientos que comienzan a surgir entre ambos.
 
 
El futuro tiene tu nombre_Brenna Watson
 
 
Derek es el hijo de su marido. Marian es, técnicamente, su madrastra.
 
¿Puede el destino unir a dos personas que no deberían amarse?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario