12 de abril de 2017

María José Vela presenta... Tú hoy no te casas

María José VEla presenta Tú hoy no te casas_Apuntes literarios de novela romántica Paola C. Álvarez
 

Coco está fabulosa envuelta en su exclusivo vestido de novia. Incluso su madre, la editora de moda más poderosa del momento, exclama al verla: ¡guau! Pero algo falla. No es el peinado, ni el maquillaje ni por supuesto el novio —un codiciado soltero de oro tan atractivo como millonario—; es algo que nadie ve hasta que aparece Lola, su transgresora mejor amiga.

A la voz de "tú, hoy, no te casas", Lola obliga a Coco a bajarse de la limusina en la que se dirigen a la ceremonia. Dos días más tarde, Coco despierta en Santa Teresa (Costa Rica), un paraíso en el que tendrá que aprender a vivir sin dinero ni móvil. Allí conocerá a Oliver, el dueño de un remanso de paz que esconde un secreto con nombre exótico: Evelyn.
Coco tratará de desvelar no solo el misterio de Evelyn, sino el misterio del amor y de la vida. Para ello contará con la ayuda de María, una madre en apuros; el Chimuelo, un viejo inglés que canta rancheras; y Hernán, para quien el nombre de Evelyn es algo más que un secreto del que nadie quiere hablar. ¡Ah!, y con Max, un cachorro de dudoso pedigrí.
¿Será Coco capaz de encontrarse a sí misma antes de que su obsesiva madre la encuentre a ella?  
 
 
María José VEla presenta Tú hoy no te casas_Apuntes literarios de novela romántica Paola C. Álvarez
 
 
La idea de escribir esta novela surgió durante un viaje a Costa Rica, cuando comprobé en mis carnes eso que dicen de que hay que perderse para encontrarse, que es justo lo que le ocurre a Coco, la protagonista de la novela.
 
Niña bien de la alta sociedad, su vida está marcada por el carácter dominante y la ambición de su madre, Minerva. A pesar de que siempre ha luchado por lo que quiere, Coco termina perdiendo el norte. No es consciente de que se está ahogando en la nueva vida de lujo y éxito que han diseñado para ella hasta que Lola la obliga a escapar de su boda y llegan a Costa Rica.
 
"En el mar no hay protocolo que seguir ni nada que aparentar. El mar no te juzga (...)".
 
"Qué mundo tan real y distinto del mío, aquel en el que se supone que tenía cuanto quería excepto lo que más necesitaba".

Por si no tuviera poco con aprender a vivir de nuevo, conoce a Oliver y descubre que oculta un terrible misterio: la muerte de Evelyn. A pesar de que pactan vivir el momento sin hacerse preguntas, obviar la realidad no es suficiente para huir de ella, y Coco se verá envuelta en una peligrosa aventura para ayudar a María, una madre en apuros que, aunque conoce la historia de Evelyn, no quiere hablar de ella.
"—Señorita, hágame caso. No se meta donde no la llaman —murmura muy seria".

Por suerte, Coco cuenta con Max, el perro de Oliver, y con el Chimuelo, un viejo inglés que habla español con acento mexicano y canta rancheras. A pesar de su aspecto de hooligan desvencijado es un auténtico experto en el amor y llegará a tener una relación tan estrecha con Coco que será la única persona a la que contará su triste pero emocionante pasado.

"—Chimuelo..., no te entiendo —reconozco. 
—¿Qué le han contado de mí, lady?  
—No mucho. Solo que llegaste a Santa Teresa hace veinte años y que te pasaste un mes encerrado aquí. Llorando. Creían que eras narcotraficante o un criminal porque pagaste este hotel en efectivo.  
—¿De veras? —me pregunta alzando las cejas.
—Sí. ¡Qué tontería!, ¿verdad? —Me río nerviosa esperando en vano, muy en vano, sus carcajadas de confirmación—. Chimuelo..."
La novela transcurre entre Madrid y Santa Teresa, una pequeña localidad de la costa del Pacífico de Costa Rica que terminará convirtiéndose en un personaje silencioso y clave para la historia. Los lugares que se mencionan —Santa Teresa, Cóbano, Cabo Blanco, Montezuma...— son reales, y los hoteles PranaParadise Yoga Resort y Rey Panza están inspirados en el PranaMar Villas y el Rey Patricio. El hotel Brisa en el que se alojan Coco y Lola y que regenta el Chimuelo, sin embargo, es ficción.
 
En definitiva, Tú hoy no te casas no es solo una historia de amor y misterio con toques de humor. Es un viaje al paraíso, una invitación a soñar y a descubrirse uno mismo. Al fin y al cabo, como bien dijo John Steinbeck: "Las personas no hacen viajes, son los viajes los que hacen a las personas".
 
Pura vida.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario