29 de junio de 2016

Recuerdos de verano

Recuerdos de verano_Apuntes literarios
 
 
La brisa con olor a mar arrastra el salitre y la humedad hasta mi piel. La arena caliente me cubre los dedos de los pies y el sonido de la risa de mis hijos me llena los sentidos. Me recuerdan a mí cuando aún no habían llegado el asfalto y los edificios y las dunas eran los paseos marítimos.
 
Cabo de Gata siempre me evoca a ti, a tu piel callosa pero suave, a los polos de limón y los cucuruchos de nata y chocolate, al arroz con raya, a los volaores secos y las caracolas; al cielo límpido, azul puro y cristalino, como sus aguas. No he visto un cielo igual en ninguna otra parte.
 
 
Playa de las sirenas (foto tomada de Google)
 
 
Los veranos eran nuestros, tuyos y míos; las dos solas, compartiendo mecedoras y tardes a la fresca. El sonido del abanico rasgando el sofoco y el de los grillos cantando en el calor de las largas noches de Agosto. El fuerte viento de poniente, la sensación viscosa del alquitrán pegado en los pies, el rumor de la espuma de las olas...
 
 
San Miguel de Cabo de Gata (foto de Rubén Álvarez)
 
 
Mis hijos me llaman, quieren que les ayude a hacer castillos con la arena mojada y los convenzo para que me ayuden a mí a buscar coquinas. Ya no hay. Todo ha cambiado. La masificación también ha llegado aquí. Las dunas han desaparecido, el asfalto ha sustituido las calles de tierra y los bares y restaurantes lo han invadido todo.
 
Y, sin embargo, tu casa sigue igual, el mismo color cemento, la misma rugosidad...
 
Pero sin ti.
 
 
 
 
 

2 comentarios:

  1. Oh, que precioso mini relato. Me ha entristecido mucho, pero en la tristeza está la belleza a veces ¿no es así? Enhorabuena, me gustó mucho ^^

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rocío! Es que lo mío es la tristeza, la nostalgia y los dramones jajajaja

      Un besazo :D

      Eliminar