24 de mayo de 2016

Reivindicando un sitio para la novela romántica

Reivindicando un sitio para la novela romántica



Parafraseando al maestro José de la Rosa, «lo más interesante de la novela romántica es el universo de posibilidades que ofrece a un autor desde una fórmula simplísima».

A priori, un concepto como el que dos personas se encuentren, se desarrolle un conflicto y este se resuelva con final feliz puede parecer fácil. Es cierto que el género romántico básicamente existe para entretener, pero no debería ser de  cualquier forma ni a cualquier precio.


Luchamos continuamente para quitarnos el estigma de porno para mamás o distracción dominguera para mentes incultas, y es verdad que muchas veces nosotros mismos favorecemos esa imagen con escándalos aberrantes en las redes sociales que no benefician a nadie. No voy a entrar en la calidad o la falta de la misma de lo que se publica, eso lo dejo para otra entrada, pero flaco favor nos estamos haciendo.
 

¿Quéeeeeeeee?

El perfil de lectoras ha cambiado, ya no se trata de mujeres reprimidas o resignadas que quieren dar rienda suelta a sus fantasías (suponiendo que esto haya sido así alguna vez), sino que son mujeres actuales, profesionales, inteligentes, que viven su vida como les place así como una sexualidad libre y sin complejos. Además, ha dejado de ser un género por y para mujeres; ellos también son cada vez más y no se esconden.

Este cambio se refleja inevitablemente en el tipo de novelas que se están publicando hoy en día. En la mayoría de los casos, son ellas las que llevan las riendas de la acción y no esperan a un inexistente príncipe azul que les resuelva los problemas. La evolución de las portadas también es notable: actuales y originales, sin ese toque ordinario tan acorde con la imagen general de la romántica. O si no, echad un vistazo.



Cubiertas horribles02Cubiertas horribles02



Tal vez sea por eso o por el fenómeno fan (que también daría para otra entrada) o por el buen momento que estamos viviendo, pero el caso es que autoras como María Dueñas, Mónica Carrillo o Pilar Eyre se están animando a escribir sobre el amor.



La templanza_María DueñasNomeolvides_Pilar EyreOlvidé decirte quiero_Mónica Carrillo



No quiero volver a entrar en la polémica de si todas las novelas sobre el amor son novelas románticas, el caso es que todavía hay gente con prejuicios sobre nuestro género. ¿Hasta cuando?

Espero ansiosa el día que podamos decir que somos escritores de romántica sin que  nuestro interlocutor ponga cara de condescendencia, mientras tanto, me quedo con las palabras de Cabrera Infante sobre nuestro género: «Ha sido la envidia de los escritores, que no tienen la audiencia de las novelas rosas, la que ha condenado al ostracismo a este género de la literatura».

Y si todavía tenéis dudas sobre si darle o no una oportunidad a la romántica, ahí os dejo 25 razones magistralmente explicadas.






 
 


2 comentarios:

  1. Hola Paola, te he encontrado por casualidad y me alegro. Estoy totalmente de acuerdo contigo. De hecho me he encontrado con lectoras que dicen que "no leen romántica sino Chick Lit", jajaja, ¿qué te parece? ¿Por qué hay tanto prejuicio con la romántica? en fin, gracias por la entrada.
    nos leemos,
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Susana!! Bienvenida :D
      Con tanto lío hasta las lectoras no saben qué género están leyendo, qué gracia!! Lo de los prejuicios supongo que viene del hecho que siempre ha sido una literatura por y para mujeres y viviendo en un mundo tan machista como el nuestro, es de esperar que no lo tomen en serio.
      Muchas gracias por pasarte y comentar, espero que te quedes por aquí.
      Un abrazo!!

      Eliminar