9 de diciembre de 2015

Los protagonistas de Persiguiendo un sueño (II)





Ya os he hablado de las protagonistas femeninas de Persiguiendo un sueño, Claire y Rachel, y en esta ocasión les toca a dos hombres muy diferentes con prioridades y estilos de vida muy dispares.
 
John es el hijo de Rachel, un hombre atormentado por la promesa que le hizo a su madre siendo un niño. Vivió una infancia que ningún niño debería sufrir pero que, por desgracia, hoy día todavía es un tema candente y de plena actualidad. Desde los ocho años, lleva a su espalda el peso de la culpabilidad por no haber impedido que su padre se llevara a su hermana pequeña a la fuerza. Su mermada familia intenta salir adelante con el vacío de la pérdida y la resignación. Sin embargo, John no se resigna a la ausencia de la pequeña Lizzy y durante toda su vida solo tiene en mente encontrarla, a ella o a su tumba. Ha sacrificado muchas cosas durante su búsqueda y su vida sentimental es un desastre, pero no se arrepiente porque cree firmemente que es su obligación como hijo y hermano.

 
Gabriel, por su parte, es un hombre acomodado en una vida insulsa que no le hace feliz ni desgraciado. Vive a caballo entre dos trabajos y con el miedo constante a ser una decepción para su familia y para su prometida. La responsabilidad que supone su apellido siempre ha mermado su capacidad para hacer lo que realmente quiere y, en un momento de su vida especialmente confuso, acepta la loca propuesta de su hermano de viajar a Escocia para cuidar de Claire sin que esta lo sepa. Las consecuencias de esta decisión no solo afectarán a todos los ámbitos de su vida, sino también a las personas que más quiere; sin embargo, por una vez quiere ser él mismo y coger lo que desea sin pensar en nadie más.
 
 
 
 
 
Tanto Rachel y Claire como John y Gabe no serían quienes son de no ser por un puñado de personajes secundarios que los apoyan, aconsejan y aligeran el tono de la novela: Ethan, un niño grande para el que la vida es muy simple; Julia, una tasadora de arte sincera hasta la ofensa que todo lo resuelve comiendo chocolate; Craig, un personaje muy pequeño pero crucial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario