24 de noviembre de 2015

Los protagonistas de Persiguiendo un sueño (I)




Persiguiendo un sueño es una novela de vidas cruzadas, con personajes únicos, fuertes y muy reales. Decir cuál es mi favorito me resulta casi imposible, porque todos son parte de mí.

Hoy os voy a hablar de las dos mujeres que llevan el peso de la historia: Rachel y Claire. Aunque la acción gira en torno a Claire, cuyo presente es el que se cuenta en la novela, Rachel, y su vida narrada a lo largo de treinta años, es parte fundamental de los acontecimientos que desembocan en el final más emocionante que he tenido la suerte de escribir.


Rachel se crio con su abuela tras el abandono de su madre. De padre desconocido, siempre fue una niña rebelde y egoísta que se escapó de casa con quince años, con el muchacho que la dejó embarazada. Ser madre a edad tan temprana fue un baño de responsabilidad abrumador, aunque la preocupación por darle una vida decente a su hijo la hizo madurar de golpe. Cuidar de sus hijos y protegerlos de la violencia de su marido se convierte en el único objetivo de su existencia, hasta que su mundo da un giro radical cuando, al querer dejar atrás una vida de maltrato, pierde lo más valioso que tiene una madre. 





Rachel es una mujer increíble, que se rehace de una pérdida imposible de superar. Es fuerte, valiente, inquieta, que tiene muy claro lo que quiere y que lucha por recuperar el amor y dejar atrás el pasado.

Sin embargo, Claire es todo lo contrario. Norteamericana de belleza racial de pelo negro rizado y ojos oscuros, heredada de su bisabuela -emigrante española que se instaló al sur de Texas-, no ha tenido una vida fácil: su madre murió siendo una niña y su padre, incapaz de superar su pérdida, cayó en una profunda depresión que le duró el resto de su vida. A pesar de eso, Claire nunca perdió la esperanza y en cuanto pudo se marchó de su ciudad para ir a Nueva York, donde se enamoró del hombre más inadecuado y por el que tomó decisiones que la han marcado para el resto de su vida. Hoy, es una mujer muy contenida, práctica y excesivamente responsable que tiene un miedo atroz a sufrir de nuevo, por eso hace todo lo posible por ser distante y fría con todo aquel que intenta acercarse. No es feliz con su vida pero tampoco sabe qué hacer para cambiarla, hasta que emprende el viaje de sus sueños, a Escocia, un viaje de descubrimiento que provocará que se tambaleen los cimientos de su ordenada existencia.
 
 



El destino de ambas está marcado inevitablemente y espero que os animéis a conocerlas a ambas, a quererlas y a comprenderlas tanto como yo.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario