12 de abril de 2015

Artista invitado: Alissa Brontë


Paola, amiga y compañera, me ha pedido que escribiese algo para el blog, así que se me ha ocurrido hablaros un poquito sobre mis inicios. No pretendo dar consejo a nadie, tan solo, contar mi propia experiencia desde la auto publicación.

Creo que para muchas autoras que no se deciden a dar el paso, igual que lo estaba yo, será al menos interesante, porque verán que los miedos y las dudas son similares a las que podáis tener.

Nunca pensé en auto publicar, esa es la verdad, ni siquiera conocía Amazon, no tenía cuenta de Facebook ¿Twitter? ¿Qué era eso? 

Pues sí, así de perdida estaba en este mundo en el que las redes sociales son muy importantes, tanto, que o te sumerges y nadas igual que una sirena o naufragas hacia una isla desierta.

La verdad es que no voy a decir que me cansara de mandar manuscritos a editoriales (que a algunas lo hice) , ni tampoco que enviara manuscritos a muchos concurso (que también hice) pero, era algo que no me tomaba demasiado en serio.

De todas formas, ¿quién iba a querer leer las historias que pasaban por mi cabeza? ¿Historias que inventaba solo para mí, para alejarme un poco de la realidad que a veces se vuelve tan asfixiante?

Pues nada, ahí estaba yo, esperando que saliese el fallo de un concurso al que había enviado “Devórame” soñando con un editor que viese algo en ella que destacase de las demás, no me hacía falta ganar, solo que me viese... pero el día del fallo llegó y claro mi historia no estaba entre las finalistas.

Mi marido solo ver mi cara de desilusión ya supo que “nasti de plasti” pero era algo que temía, porque estaba convencida que de haber resultado ganadora, me habrían avisado antes del fallo, pero, ¿ni siquiera una mención?

Ahí dije: “ Tal vez no valen la pena”

Pero mi marido, al que le agradezco que siempre esté detrás de mí apoyándome y dándome empujones de esos de vértigo, me dijo:

“ ¿Cómo pretendes que se fije en ti una editorial si ni siquiera usas el face que te hice? Si nadie te conoce, ¿cómo van a confiar en ti, en una persona que no saben si va a funcionar o no?

Vamos a Auto publicar.”

Yo lo miré y le dije: “ni de coña”

El siguió insistiendo: “vamos a ver como funciona Amazon, lo dejamos preparado y te lo piensas”

Pues nada, al día siguiente me puse a trastear con el ordenador (las que me conocen saben que yo y la informática no tenemos buena relación) y me sumergí en el mundo de Amazon, me abrí una cuenta e investigué un poco sobre como funcionaba.

En el momento de “calentón” me anime a hacerlo.  Así que cuando mi marido llegó de trabajar le enseñé la página de Amazon, le comenté cómo funcionaba, le expliqué todas las clausulas que había

leído para informarme sobre como funcionaba y subió el archivo de “Precisamente, tú”.

Hasta aquí bien :)

Nos faltaba la portada, pero, ¿qué opciones tenía? Pocas, a pesar que Amazon te ofrece plantillas gratuitas, ninguna me decía nada, no pretendía que fuese la mejor portada del mundo (eso lo dejaba reservado para la portada de Alados ;-) ), pero quería que al menos, me gustase.

Así que aproveché una foto que mi hermana me había enviado de su creación repostera para el día de los Enamorados y la puse.

¿Por qué? Pues porque me pareció adecuada, porque como ocurre con el amor, el chocolate puede ser amargo o dulce, blanco o negro... y para esta historia en concreto creí que era lo que la completaba.

Así que una vez hecho todo, mi marido de nuevo me dijo.

   Envíalo.

   No sé ,¿ y si no gusta?

   Al menos lo habrás intentado.

   Pero es que no sé... Es como que si lo intento y fracaso, ya no habrá esperanzas.

   No voy a dejar que nunca sepas que pudo haber sido.

   Y … no quiero que nadie lo sepa, debe ser secreto.

   Para eso están los seudónimos.

   No lo sé... ( ya os habréis dado cuenta que me cuesta tomar decisiones)

   Piénsalo, ¿vale?

   Vale.

   Hala, ya lo has pensado, le he dado a enviar...

Sí, así es mi marido.

Así comenzó mi andadura por Amazon.

Abrirme una cuenta de Face con el nombre de autora, empezar a moverme y tratar de hablar con blogs que quisieran abrir las puertas a una autora desconocida, sin amigos en este mundo y autopublicada y rezar porque la historia gustase. Y por suerte... gustó, y mucho. Y se colocó en el primer puesto de su categoría por semanas  y estuvo en el puesto doce de la general y yo … no podía creerlo.

Después de eso, la gente empezaba a conocerme, ha hablar de mis historias a.. ¡Recomendarlas!

Sí, a mí también me parecía increíble, a los dos meses, Ana Martín Marañón , editora de Creadores de Sueños, se ponía en contacto conmigo para decirme que quería leer algo inédito, porque quería publicarme.

Lloré.

Y luego reí y salte. Creo que también hice alguna danza de la victoria con mis hijos.

Así que cada vez que me preguntan digo lo mismo, a mi Amazon me ha ayudado muchísimo, al igual que todos los blogs que me abrieron sus puertas y a  mis lectoras, las mismas que han ido hablando de mi y de mi trabajo a las editoriales.

Algunas me preguntan qué es mejor, Auto publicarse o ser Publicada.

Yo al haber estado en los lados, tengo mi propia opinión al respecto. Es verdad que Amazon te da una libertad de decisión sobre la obra indiscutible, pero también es verdad, que el apoyo que recibes por parte de una editorial, no lo tienes en Amazon.

Te ayudan a corregir, a darte publicidad, te respaldan, te enseñan... y hacerlo todo uno mismo es duro.

Así que Amazon está genial para darte a conocer, para tantear si tu obra gusta o no y siempre será una manera de publicar que apoyaré, pero también es verdad, que estás sola y en una editorial, puedes sentirte como en familia.

Bueno, pues espero que os haya gustado mi “ida de olla” para el blog de Paola, si os gusta mucho, otro día os dejo otra jajajaja.

Gracias Paola. Por todo.

 

 

2 comentarios:

  1. hola guapa!!!! yo estoy de acuerdo contigo, tenia mis miedos y mi marido me empujó. . y yo tambien me he autopublicado. pero nonen amazon.. si no en imprenta.. y me encargo de marketing, distribución, acordar presentaciones, firmas... y la verdad q termino agotada cada dia espero q alguna editorial me vea y se fije.. pero como no se si ese momento llegara o no. yo sigo trabajando duro cada dia. gracias por el rayito se esperanza q abres un beso

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy buena, no soy escritora y por lo tanto no sé cómo funciona, pero claro, no debe de ser fácil, aunque me alegra que con esfuerzo y tesón hayas llegado hasta donde estás. Un saludo!! :)

    ResponderEliminar