13 de diciembre de 2017

¿Censura en la novela romántica?

la censura en la novela romántica


De un tiempo a esta parte la visión del feminismo dentro de la novela romántica está llegando a un punto que sobrepasa los límites de lo razonable. Intentar extrapolar la ficción de una novela a la vida real o acusar a las autoras de apoyar el machismo por los actos o palabras de sus personajes ha supuesto que la palabra autocensura empiece a circular por las redes sociales.
 
Comentario de Ana Iturgaiz en el muro de Isabel Keats:
 
"Yo soy de la opinión de que las novelas no hay que catalogarlas en función de nuestra propia moralidad (por no decir moralina, que de eso hay mucho). Una historia es una historia y cuenta lo que el autor le apetece y como le apetece. Hacerlo de otro modo, coartar su visión de su historia, que él se controle, analice y deseche los modos e ideas de sus personajes por mor de lo políticamente correcto es para mí autocensura".  
Ana Iturgaiz.
 
El papel de la mujer en la sociedad está cambiando y eso también se refleja en las novelas románticas actuales, donde los personajes femeninos cada vez son más fuertes e independientes, sin embargo, no podemos pedir lo mismo en una novela romántica histórica.
 
Se nos exige la máxima veracidad, que nos ajustemos a las costumbres de entonces, al lenguaje, a la vestimenta y al comportamiento, pero luego no se acepta que las mujeres sean humilladas o ninguneadas por los hombres de su entorno cuando, precisamente, en épocas pasadas las mujeres éramos poco más que una simple posesión.
 
Las escritoras y escritores de romántica seguimos siendo señalados por el contenido de nuestras novelas, como si tuviésemos la obligación de que la conducta de nuestros personajes siempre deba ser recta, moral e intachable, cuando lo que fundamenta nuestro género es la realidad del amor, con todo lo bonito y lo feo que lo rodea.
 
Que algunas protagonistas de novela romántica toleren ciertas actitudes por amor no significa que las autoras incentivemos ese tipo de comportamientos, al igual que los escritores de novela negra no promueven el asesinato.
 
Si bien creo que la novela romántica dirigida a chicas muy jóvenes sí debería tener más cuidado a la hora de tratar ciertos temas debido a la falta de madurez y al romanticismo idealista propios de la edad, en romántica adulta no deberíamos plantearnos la autocensura ni coartar nuestra libertad de expresar las emociones cómo mejor nos parezca.
 
La aparición de la figura del sensitivity reader pone de manifiesto hasta qué punto lo políticamente correcto o la protección de la sensibilidad del lector están a la orden del día.
 
No sé tú, pero yo antes de decantarme por una lectura, la investigo; me fijo en la cubierta, leo la sinopsis y, si puedo, ojeo el interior. Entonces decido si compro el libro o no. Es posible que después la lectura no me guste por x motivos, pero seguro que la ofensa a mi sensibilidad no será uno de ellos.
 
¿Tú qué piensas? ¿Deberíamos las escritoras de romántica dar un baño de idealismo a nuestras novelas antes de publicarlas?

 


Suscríbete y descarga la ficha para crear personajes de la biblioteca de Apuntes literarios

* indicates required


8 de diciembre de 2017

Caridad Bernal presenta... Estocolmo de noche

Caridad Bernal_Estocolmo de noche_HQÑ


 
«Ella no buscaba historias con final feliz, sino ser feliz en su propia historia».
 
Después de una traición amorosa, a Blanca se le desmorona su mundo de la noche a la mañana. Para aclararse las ideas, tras haber roto con todo, decide aceptar la oferta de su hermana y trasladarse a Estocolmo durante una temporada. Allí, tremendamente deprimida, Blanca solo puede verse como un estorbo: no habla la lengua, no tiene trabajo…  
 
Hasta que un día, se cruza con un hombre al que sigue como Alicia tras el Conejo Blanco, que la conduce a una madriguera donde está Einar Lönnberg: un zorro para los negocios que, tras conocerla a ella y su encantadora sonrisa, decide contratarla como agente inmobiliario. 
 
Con Einar como jefe, para Blanca empieza una nueva vida en Estocolmo en la que se harán realidad muchos sueños.  
 
La capital sueca se convierte en el escenario principal de esta novela que se publica el 7 de diciembre y se titula Estocolmo de noche. Sus calles, sus canales; son cómplices de la historia de Blanca, una joven que decide empezar de cero para convertirse en la mujer que ni ella misma hubiese creído que llegaría a ser.
 
 
Caridad Bernal_Estocolmo de noche_HQÑ
 
 
Estocolmo de noche es sin duda una novela divertida, disparatada, que habla en sin perder el humor de temas tan importantes como la superación de uno mismo, de la motivación a través de las palabras, pero, sobre todo, de cómo el amor puede surgir entre dos personas completamente diferentes.
 
Aquí encontraremos a dos grandes personajes principales. Para empezar, tenemos a esa chica que nos sonríe en la portada, una española llamada Blanca Blanes y que se encuentra en el peor momento de su vida: en una ciudad que no conoce, rodeada de gente que habla un idioma diferente al suyo, y que ha perdido todo lo que era importante para ella. La estabilidad, tanto laboral como en su vida amorosa. Blanca es alma, todo corazón, pura pasión, mucho sentimiento. Por eso hasta el momento no ha salido bien parada en cuestiones amorosas. Ha dado siempre más de lo que le han devuelto… Pero esa fuerza que emana de su espíritu joven, sus ganas de trabajar y luchar contra las adversidades, hace que se diferencie del resto. Blanca tiene garra, tiene gancho. Puede que sea su sentido del humor, o quizá, esa encantadora sonrisa. Pero más de uno en Estocolmo se va a enamorar de ella...
 
novela romántica contemporánea
 
 
Por otro lado, tenemos al sueco que va a hacer de ella una mujer hecha y derecha. Su nombre es Einar Lönnberg, y todo cuanto hace en esta vida, está fríamente calculado. Es dulce, romántico, bromista, encantador... Pero también es práctico, calculador y frívolo. Puede que en su brillante cabecita sólo haya lugar para los números, sin embargo, la historia cambiará en cuanto conozca a una española llamada Blanca Blanes, que no sólo logrará conquistarlo, sino que terminará por romperle un poco los esquemas.
 
Para decirlo en pocas palabras, juntos son pura dinamita.
 
Por supuesto, hay otros muchos personajes que completan y enriquecen la historia, cada uno a su estilo, dándole matices diferentes a esta novela de amor en versión sueco-española.
 
novela romántica contemporánea
 
 
Los que esperan encontrar una segunda parte de Pescando salmones en Alaska, pueden verse decepcionados, porque a la vista está que la historia de Estocolmo de noche no tiene nada que ver con mi primera novela publicada el año pasado, que fue mención especial del premio HQÑ de novela romántica. 
 
Sin embargo, si pasaron un rato agradable con Elisa y Mark, yo les daría una nueva oportunidad a Blanca y Einar… algo me dice que su relación no les va a dejar indiferente.
 

 

6 de diciembre de 2017

Iniciativa #EstaNavidadRegalaAutoras

la visibilidad de las escritoras
 
 
Ya sé que estamos de puente y muy liados con las compras navideñas y la organización de eventos familiares y comidas de empresa, pero no quería dejar pasar la entrada de hoy sin hablaros de esta fantástica iniciativa, impulsada por Marimar González, por la visibilidad de las escritoras en su blog, Escribir ciencia ficción, y a la que nos hemos unido muchos autores de distintos géneros.
 
El reto consiste en recomendar a una autora utilizando el hashtag #EstaNavidadRegalaAutoras cada día desde el 1 de diciembre hasta el 6 de enero en tu red social favorita (o en todas).
 
Aunque si bien es cierto que en romántica la mayoría somos mujeres, no ocurre lo mismo en otros géneros como la ciencia ficción o la fantasía, así que entre todos pongamos nuestro granito de arena y luchemos por la igualdad también en la literatura.
 
¿Os unís?
 
Y ya sabéis, si no encontráis ese regalo perfecto, un libro siempre es una buena opción.
 
 
 
 

1 de diciembre de 2017

Inma Cerezo presenta... El sonido de tu mirada

autoras españolas de novela romántica


Nathan, una vez superados sus errores del pasado, ha dejado atrás lo que es más importante para él: Los Ángeles, su familia, sus amigos y su grupo de rock. Se refugia en la universidad, y lo único que le llena es seguir componiendo canciones.
 
Leah está a punto de empezar la facultad, y cree que en esta nueva etapa, en otra ciudad, con nuevas amigas y junto a sus hermanos, será emocionante…, pero estos últimos no tienen pensado perderla de vista, sobre todo si ven a un roquero tatuado revoloteando a su alrededor…
 
Ambos se encuentran en un presente plagado de desconfianza y ante un futuro que parece negarse a darles una oportunidad de estar juntos, pero… ¿y si el destino tuviera otros planes?
 
El sonido de tu mirada_Inma Cerezo_Phoebe



El sonido de tu mirada es mi primera novela del subgénero New Adult que verá la luz publicada con una editorial. Todo aquel que me siga en redes sabe que adoro estas novelas, tengo varias entradas en mi blog dedicadas a ellas o a sus escenarios y a sus personajes. Por lo que un buen día, decidí dar un giro exponencial al tipo de novela que había escrito y autopublicado hasta el momento: paranormal romántico y, me aventuré a crear mi propia historia.
 
He de decir que la primera que escribí está en un cajón y dudo que salga de allí.
 
En El sonido de tu mirada podrás encontrar los ingredientes típicos de una novela New Adult, pero una vez comiences a leerla comprobarás que nada es lo que parece y que los tópicos siempre se pueden reinventar.
 
Me encantó meterme en la piel de Nathan, para mí es un gran reto escribir desde el punto de vista masculino y tuve momentos hilarantes cuando le leía a mi pareja alguna escena de la novela para comprobar si iba por buen camino (no pienso explicar lo que dijo, pero dio mucho que hablar). En Nathan no vas a encontrar al roquero malo que se convierte en bueno gracias al amor. Con Nathan, vas a navegar entre mareas de arrepentimiento y acordes de reconocimiento. Es un personaje atormentado por su pasado y esta historia llega justo en un punto de inflexión en su vida.
 
novela romántica new adult
 
Leah nació con una particularidad y su existencia se ha visto marcada por ella. Proviene de una familia religiosa y bastante rígida, por lo que su nueva aventura en la universidad no será como ella esperaba. Para perfilar el personaje de Leah, estuve en contacto con una psicóloga infantil y juvenil. Fue revelador y disfruté al conocer ciertos aspectos sobre mis personajes gracias a toda la ayuda de esta terapeuta.
 
¿Qué ocurre cuando dos personas de mundos distintos se descubren? En el caso de los protagonistas, los primeros encuentros dan para serie. Disfruté mucho con los diálogos y sus encontronazos. Cito descubrimiento, porque eso es lo que ocurre con ellos. Nathan proviene de Los Ángeles, está de vuelta de todo y pocas cosas captan su atención. Leah es originaria del centro de Kansas y, pese a no haber salido antes del estado, tiene mucho mundo recorrido gracias a su mente privilegiada.
 
La trama transcurre en Lawrence, Kansas. También viajaremos a otros lugares con sus protagonistas. Solo puedo decir que escogí este escenario por dos razones y puede que algún día las revele… (me encanta el misterio jajajaja).
 
La novela tiene muchas connotaciones musicales. Nathan es músico de vocación y nacimiento, por lo que lleva las notas como ADN. La historia, como muchas, tiene su propia banda sonora y hay alguna sorpresa en forma de canción (y hasta aquí puedo leer, como decía Mayra Gómez Kemp).
 
Ha sido todo un reto escribir en primera persona en dos voces aunque he disfrutado como una enana. Convivir con los pensamientos de dos personajes tan distintos y que tienen tanto que contar ha resultado muy satisfactorio.
 
 
novela romántica new adult
 
 
No puedo olvidar a los personajes secundarios. Aportan mucho a la trama y son parte del engranaje, tanto las amigas de Leah, como sus hermanos, así como el mejor amigo de Nathan. Sus familias y el entorno, forman también parte de esta historia repleta de música, de encuentros, de desencuentros, de sonrisas y de miradas… Amor y reconocimiento en estado puro.
 
Como curiosidad barra frikismo por mi parte, he de confesar que comencé a seguir en Instagram al modelo en el que me inspiré para el personaje de Nathan. Se trata de Vadim Ivanov, un chico ruso tatuado que da para escribir tres o cuatro novelas más… La cuestión, que me voy a otras cosas, es que también lo tengo de “amigo” en Facebook. Es un chaval campechano y muy humilde, tanto que incluso comentó una foto montaje que colgué de él y de la modelo en la que me inspiré (Anya Podolko) en mi perfil de Instagram. Le gustó mucho, así que, si tiene el visto bueno del propio Nathan, no dudes en leer la historia. Leah y él te están esperando.
 
Para despedirme te dejo una pequeña cita de la novela. Espero que si lees El sonido de tu mirada, Leah y Natan te hagan soñar…
 
“Ella es la única que hace que el ruido de mi cabeza cese, que toda esta basura que me ahoga, y a veces no me deja respirar, desaparezca”.